952 213 668
·
info@abogadosmuriel.com
·
Lunes a Viernes - 09h a 20h
Consúltanos

Principales medidas fiscales y laborales aprobadas por la crisis del Coronavirus

La aparición y propagación del Coronavirus, denominado Covid19, a nivel mundial y, en particular, en nuestro país, ha obligado al Gobierno de España a adoptar una serie de medidas excepcionales con el objeto de minimizar las graves consecuencias económicas que esta crisis sanitaria está provocando sobre los autónomos, empresas y trabajadores.

A tal fin, durante estas últimas semanas, el Gobierno ha aprobado los siguientes Reales Decretos con carácter urgente:

  • el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para hacer frente al impacto económico del COVID-19;
  • el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19;
  • y el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19

Conforme a la referida normativa, y al objeto de prestar a nuestros clientes un asesoramiento concreto y pormenorizado, presentamos a continuación una síntesis de las principales medidas fiscales, laborales y de otros ámbitos de actuación, que han sido adoptadas:

En primer lugar, respecto a las medidas fiscales, relativas a las obligaciones, bonificaciones y trámites de carácter tributario, destacan las siguientes:

  1. Aplazamiento por 6 meses del ingreso de las deudas tributaria derivadas de declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el 18/03/2020 hasta el 30/05/2020, siempre que el deudor tenga un volumen de operaciones que no haya superado los 6.010.121,04 euros en el año 2019.
  2. Ampliación de los siguientes plazos hasta el 30/04/2020:
    • Plazos de pago de las deudas tributarias en periodo voluntario ejecutivo, derivadas del pago de liquidaciones administrativas y providencias de apremio (quedan excluidas las deudas derivadas de las autoliquidaciones periódicas, ya sean mensuales o trimestrales).
    • Plazos de pago de las cuotas derivadas de los acuerdos de aplazamiento y fraccionamiento concedidos antes del 18/04/2020.
    • Plazos relativos a subastas y adjudicaciones de bienes.
    • Plazos para evacuar requerimientos o formular alegaciones en los procedimientos tributarios que se encuentren en trámite a fecha de 18/04/2020.
  3. Suspensión e interrupción de todos los plazos relativos a la tramitación de procedimientos administrativo-tributarios, desde el día 14/03/2020 hasta el momento en que pierda vigencia la declaración del estado de alarma.
  4. Suspensión de la ejecución de las garantías sobre bienes inmuebles en los procedimientos administrativos de apremio.

En segundo lugar, en cuanto a las medidas de carácter laboral, relativas a la suspensión temporal de contratos, trabajo a distancia, cotización y seguros sociales, que afectan tanto a empresarios como trabajadores, son las siguientes:

  1. Otorgamiento de carácter preferente al trabajo a distancia, para lo cual se establece un programa de financiación del material correspondiente (Programa ACELERA) mediante con ayudas y créditos para PYMEs.
  2. Derecho de los trabajadores por cuenta ajena a la adaptación del horario y reducción de la jornada, siempre que acrediten deberes de cuidado de su cónyuge o familiares por consanguinidad hasta el segundo grado, que necesiten
  3. Derecho de los autónomos a percibir una prestación extraordinaria por cese de actividad, siempre que su actividad haya quedado suspendida o su facturación se haya visto reducida al menos en un 75% durante el mes anterior al que se solicita la prestación. Dicha prestación tendrá una cuantía igual al 70% de la base reguladora y una duración de un mes, ampliándose, en caso de prórroga del estado de alarma, hasta el último día del mes en el que finalice dicho estado de alarma.
  4. Mayor flexibilidad para las empresas en relación a la suspensión temporal de contratos y reducciones temporales de la jornada (ERTEs) que estén causados directamente por la crisis del COVID-19, que se concreta en que dichos ERTEs tendrán la consideración de provenientes de una situación de fuerza mayor.
  5. Exoneración respecto a las empresas que tramiten un ERTE del 100% de la cuota mensual de la Seguridad Social, durante el periodo en que esté vigente el citado ERTE. Si la empresa tuviera 50 trabajadores o más, dicha exoneración se reducirá al 75%.
  6. Derecho de los trabajadores afectados por un ERTE de acceder a la prestación de desempleo a pesar de carecer del periodo mínimo de cotización necesario para ello y sin que les compute el tiempo en que perciban dicha prestación a los efectos de consumir períodos que le pudieran corresponder.

De otro lado, en relación con las medidas de carácter registral que han sido adoptadas durante la vigencia del estado de alarma son las siguientes:

  1. Suspensión de los plazos para la formular las Cuentas Anuales, ordinarias o abreviadas, individuales o consolidadas, desde la declaración del estado de alarma hasta tres los meses posteriores desde la pérdida de vigencia del mismo.
  2. Suspensión del plazo de caducidad de los asientos del registro durante la vigencia del Real Decreto de declaración del estado de alarma.
  3. Exención de la cuota del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados para las escrituras de formalización de las novaciones contractuales de préstamos y créditos hipotecarios que se produzcan como consecuencia de las medidas adoptadas por la crisis del COVID-19.

Finalmente, otras medidas relevantes que afectan a todos los ciudadanos en su condición de consumidores son las siguientes:

  • Prohibición de la suspensión o interrupción del suministro de agua y energía a consumidores vulnerables, desde el 18/03/2020 hasta el 18/04/2020.
  • Prohibición de la suspensión o interrupción de los servicios de telecomunicaciones, comunicaciones electrónicas y la conectividad de banda ancha contratados por los clientes, desde el 18/03/2020 hasta el 18/04/2020.
  • Moratoria de deuda hipotecaria para la adquisición de vivienda habitual de quienes experimenten dificultades para atender su pago como consecuencia de la crisis del COVID-19 y, en consecuencia, se encuentren en situación de vulnerabilidad económica.
  • Interrupción del plazo para la devolución de productos comprados, presencialmente o vía telemática, durante vigencia del estado de alarma.
  • Interrupción del plazo para la devolución de productos comprados, presencialmente o vía telemática, durante vigencia del estado de alarma.

En otro orden de cosas, el Gobierno de España ha aprobado normativas sectoriales en distintos ámbitos de actuación. A este respecto, podemos reseñar, entre otras:

  • Orden SND/257/2020, de 19 de marzo, por la que se declara la suspensión de apertura al público de establecimientos de alojamiento turístico, de acuerdo con el artículo 10.6 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.
  • Resolución de 20 de marzo de 2020, de la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, sobre especificaciones alternativas a las mascarillas EPI con marcado CE europeo.
  • Orden SND/271/2020, de 19 de marzo, por la que se establecen instrucciones sobre gestión de residuos en la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
  • Resolución de 20 de marzo de 2020, de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, sobre la suspensión de plazos administrativos prevista en el Real Decreto 463/2020, relativo al estado de alarma.

Quedamos a disposición de nuestros clientes y cualesquiera entidades, empresas o personas interesadas, para orientar y asesorar, convenientemente, sobre el alcance y concreción de esta batería de medidas económicas y laborales aprobadas con carácter excepcional.

Palabras clave:

Estado de Alarma

Medidas fiscales

Medidas laborales

Autónomos

PYMEs

Related Posts