952 213 668
·
info@abogadosmuriel.com
·
Lunes a Viernes - 09h a 20h
Consúltanos

FISCALIDAD DE LA DONACIÓN DE LA NUDA PROPIEDAD

Tras las diversas modificaciones legislativas relativas al Impuesto de Sucesiones y Donaciones habidas a nivel autonómico durante los últimos meses, ha aumentado el interés de muchos particulares en formalizar la donación de la nuda propiedad de sus bienes a favor de familiares de primer y segundo grado, conservando el usufructo vitalicio con facultad de disposición, con el fin de acogerse a los nuevos beneficios fiscales que ya ofrecen algunas Comunidades Autónomas.

Es por ello, por lo que en el presente artículo, analizaremos el tratamiento fiscal de esta cuestión con el fin de ofrecer una visión global de sus repercusiones fiscales, tanto en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, como en el resto de tributos que gravan esta materia, como son el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante, IRPF) y el Impuesto sobre el Incremento del Valor del Terreno Urbano (en adelante, IIVTNU) o más conocido como Plusvalía.

  1. Impuesto de Sucesiones y Donaciones

Conforme a la Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos de 16/12/2015 y 23/01/2018, así como a los artículos 3.1 b), 5. b), 9 b) y 26 de la Ley del Impuesto de Sucesiones y Donaciones:

  • En el momento de la donación de la nuda propiedad, los donatarios deben presentar autoliquidación del ISD, teniendo en cuenta que el valor de dicha nuda propiedad será la diferencia entre el valor del usufructo y el valor total de los bienes. Asimismo, habrá de tenerse en cuenta que el valor del usufructo vitalicio se estima que es igual al 70% del valor total de los bienes cuando el usufructuario tenga menos de 20 años, minorando a medida que aumenta la edad, en proporción de un 1 % menos cada año con el límite mínimo del 10% del valor total.
  • Posteriormente, en el momento en que se produzca la extinción del usufructo y la consolidación del dominio por el fallecimiento del usufructuario, deberán tributar por el concepto de donación, teniendo en cuenta el valor que tenía el inmueble en el momento del desmembramiento del dominio (no el dela fecha dela consolidación del dominio) y aplicando el impuesto sobre el porcentaje restante que no se liquidó en el momento de adquirirse la nuda propiedad, de acuerdo con la normativa existente en el momento de la desmembración del dominio en lo que respecta a la tarifa (tipo medio de gravamen), reducciones y bonificaciones aplicables.
  • En ambos casos, serán aplicables las reducciones y bonificaciones contenidas en la legislación autonómica correspondiente al lugar en el que se encuentren los bienes objeto de la Donación.

 

  1. IIVTNU o Plusvalía

Conforme a lo dispuesto en los arts. 104 a 110 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (TRLRHL):

  • En el momento de la donación de la nuda propiedad, el donatario deberá tributar por IIVTNU y para determinar la base imponible correspondiente a la transmisión lucrativa de la nuda propiedad sobre el terreno de naturaleza urbana, se restará, al valor catastral del terreno en la fecha de devengo, la parte del valor correspondiente al derecho de usufructo vitalicio que se reservan los donantes, aplicando para ello, las normas fijadas a efectos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.
  • Posteriormente, en el momento en que se produzca la extinción del usufructo y la consolidación del dominio en la persona del nudo propietario como consecuencia del fallecimiento del usufructuario, el nudo propietario obtiene gratuitamente un incremento en su patrimonio, pues adquiere el derecho de goce y disfrute del inmueble, por lo que la transmisión de dicho derecho del usufructuario al nudo propietario da lugar, nuevamente, al devengo del IIVTNU.

 

  1. IRPF

De acuerdo con lo dispuesto en el art. 33.1 de la Ley del IRPF, la donación de la nuda propiedad del inmueble genera en el donante y en el donatario una ganancia o pérdida patrimonial, al producirse una alteración en la composición de su patrimonio que da lugar a una variación en su valor, que se cuantificará calculando la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión, en base al art. 34 de la misma Ley.

Asimismo, para las donaciones (transmisiones no onerosas), dichos valores vienen definidos en el art. 36 de dicha Ley, que establece que se aplicarán las reglas del artículo 35, tomando por importe real de los valores respectivos aquellos que resulten de la aplicación de las normas del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, sin que pueda exceder del valor de mercado:

  • En caso de que se generase una pérdida patrimonial, no se computaría por aplicación de lo dispuesto en el art. 33.5 c) de la Ley del IRPF, según el cual no se computarán como pérdidas patrimoniales, entre otras, las debidas a transmisiones lucrativas por actos ínter vivos o a liberalidades.
  • Por el contrario, en caso de que se generase una ganancia patrimonial, ésta debería ser integraría en la base imponible del ahorro (art. 49 de la LIRPF).

 

Para más información o cualquier consulta en esta materia, no duden en contactar con Muriel Abogados.

Palabras clave:

Donación

Nuda propiedad

Usufructo

Fiscalidad

Impuesto de Sucesiones y Donaciones

Plusvalía

IRPF

Related Posts